Las expensas que pagan los porteños aumentaron un 26,8% este año

Comparte esta publicación:

Compartir |



Publicado: 31/08/2017
<< ANTERIOR    SIGUIENTE  >>

Una familia que en 2015 pagaba $ 711, tuvo que desembolsar $ 1.480 en promedio en julio. Respecto del mismo mes del año pasado, el incremento fue de un 26,8 %. Los consorcistas siguen pidiendo que los incluyan en la discusión paritaria.


Las expensas que pagan los porteños aumentaron un 26,8% en el año. Entre la suba salarial de los encargados de edificios y los aumentos de los servicios, el costo de vivir en un consorcio se duplicó en dos años.

Los datos surgen de la Dirección de Estadísticas y Censos del Gobierno porteño. En julio, una familia tipo tuvo que pagar de expensas $ 1.480,7 en promedio, cuando un año antes el monto era $ 1.166,92. en abril de 2015, por ejemplo, estaban $ 711, la mitad que ahora.

El rubro que más viene aumentando en los últimos años es el del salario del encargado más las cargas sociales. El peso del sueldo en el total de las expensas varía mucho según el edificio: en el Sindicato de Empleados de Administradoras (SEARA), por ejemplo, aseguran que ronda el 35%; pero las asociaciones de consorcistas afirman que puede ser mucho mayor.

En la liquidación que se pagó este mes apareció el último aumento. En junio, la Federación de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (FATERyH) acordó con los administradores un incremento del 21% en dos cuotas, no acumulativas. La primera, del 10%, correspondió al sueldo de mayo y fue pagada en forma retroactiva con la liquidación de julio. En la de este mes entró la segunda cuota, del 11%.

El acuerdo paritario incluyó una cláusula gatillo, igual a la que firmaron otros gremios, que establece que si en seis meses la inflación supera al porcentaje acordado habrá una corrección automática.

El año pasado, el sindicato que conduce Víctor Santa María, titular también del PJ porteño, habría conseguido tres sumas fijas de $ 5.600 y un aumento del 25% entre junio y noviembre más otro 12% en diciembre y un bono de $ 2.000, el que acordó el Gobierno nacional con los privados. Además, desde hace dos años se les paga un extra a fin de año, junto al aguinaldo, que equivale al 20% del sueldo básico.

En el último año se sumaron también los aumentos de las tarifas, en especial para aquellos edificios que tienen servicios comunes. Los costos de luz, gas, agua y otros hoy pueden llegar a ser hasta el 40% del total de gastos de un consorcio. También aumentaron otros gastos obligatorios, como los abonos de mantenimiento de ascensores y tanques de agua, o los artículos de limpieza.

El problema es que para muchas familias las expensas están demasiado altas. Un informe de la Asociación de Administradores de Consorcios reveló que el año pasado se duplicó la cantidad de deudores de expensas y ya llega al 20% del total, unas 600.000 familias en la Ciudad.

La reducción de algunos gastos para compensar tiene otras consecuencias. "No se están haciendo mejoras en los edificios o trabajos de prevención, incluso algunos administradores hasta han llegado a incurrir en incumplimientos de normas obligatorias como la del mantenimiento de frentes y fachadas, aún, con el riesgo que implica, debido a la falta de fondos", afirmó Gabriela Saldivia, secretaria general del SEARA.

Por eso, los consorcistas insisten con un viejo reclamo: que los dejen participar de la negociación paritaria para discutir los salarios. Hoy esa negociación se da entre el gremio y tres asociaciones de administradores, que son la Cámara de la Propiedad Horizontal (CAPHAI), la Unión de Administradores de Inmuebles (UDAI) y la Asociación Inmobiliaria de Edificios de Renta y Horizontal (AIERH).

"Le pedimos una reunión al ministro de Trabajo, pero no nos atiende. Las asociaciones de administradores no son representativas de los consorcios", afirmó Alicia Giménez, de la Unión de Consorcistas de la República Argentina (UCRA).

Por este tema, hay una denuncia presentada en la Oficina Anticorrupción contra el Ministerio de Trabajo. La firmó el abogado Juan José Guaresti, que aseguró que "las expensas alcanzaron niveles confiscatorios. El Ministerio nos aplica un convenio colectivo de trabajo en el que los consorcios no tuvieron arte ni parte y que tiene cláusulas que son verdaderos abusos". En Trabajo informaron que no tienen agendada una reunión sobre este tema.

Por lo pronto, este martes 5 a las 18, en el salón Montevideo de la Legislatura porteña las organizaciones de consorcistas darán una charla para vecinos sobre este problema.

Fuente: clarin.com