Condenaron a tres cuidacoches por exigir dinero en los alrededores de la cancha de Boca

Comparte esta publicación:

Compartir |



Publicado: 10/10/2017
<< ANTERIOR    SIGUIENTE  >>

La Fiscalía General de la Ciudad logró que se condenara a tres cuidadoches por exigir dinero en los alrededores de la cancha de Boca Juniors el jueves pasado, cuando jugó la Selección Argentina.


De todas formas, esta causa vuelve a demostrar que el Código de Contravenciones quedó desactualizado, porque las sanciones fueron bajas: $ 500 de multa en suspenso y 30 horas de trabajos comunitarios.

La Fiscalía General de la Ciudad logró que se condenara a tres cuidadoches por exigir dinero en los alrededores de la cancha de Boca Juniors el jueves pasado, cuando jugó la Selección Argentina. De todas formas, esta causa vuelve a demostrar que el Código de Contravenciones quedó desactualizado, porque las sanciones fueron bajas: $ 500 de multa en suspenso y 30 horas de trabajos comunitarios.

Los cuidacoches ya tenían más de diez actas contravencionales en el marco de una causa que nuclea todos los episodios en los alrededores de La Bombonera, y en la que hay 50 trapitos y 56 agentes de la Policía Federal investigados, según informaron en la Fiscalía General de la Ciudad. Al ser reincidentes, la fiscal Celsa Ramírez pidió la detención de los tres cuidadoches, quienes quedaron aprehendidos al día siguiente cuando fueron a la sede judicial a notificarse de las actas.

Los acusados aceptaron ir a un juicio abreviado. Así, en 24 horas terminaron condenados a los $ 500 en suspenso y a realizar 30 horas de trabajos de utilidad pública en la Asociación “El Trapito”, una agrupación vecinal que se dedica a ayudar a los niños y adolescentes de La Boca.

“La sociedad debe entender que hay que respetar las normas y cumplir con la ley, para esto no existe otra cosa que el trabajo conjunto entre la fiscalía, las fuerzas de seguridad y los vecinos con sus denuncias”, señaló la fiscal Celsa Ramírez.

El problema con las causas contra los cuidacoches es doble. Por un lado, el Código de Contravenciones sólo plantea sancionarlos en caso de que se pruebe que el trapito exigió el dinero, para lo cual es necesario contar con testigos, grabaciones u otras pruebas. Así, la gran mayoría de las causas queda archivada.

El segundo obstáculo es que las multas son bajas, de uno o dos días de trabajos de utilidad pública y de entre $ 200 y $ 400 de multa, que se duplican si se comprueba que el cuidacoches forma parte de una organización. De hecho, las sanciones estipuladas para esta condena estuvieron bastante cerca de los máximos.

El Código de Contravenciones no se actualiza desde 2004, y la Justicia porteña viene reclamando hace años que se lo revise, justamente porque las sanciones económicas quedaron muy atrás por efecto de la inflación. Tal como anticipó Clarín, el Ejecutivo porteño está elaborando un proyecto para enviarlo a la Legislatura, para actualizar los castigos y, sobre todo, que se definan en base a Unidades de Faltas cuyo precio, equivalente a medio litro de nafta premium, y que son actualizadas semestralmente. Según informaron en la Legislatura, el proyecto ingresaría antes de diciembre pero lo discutirían el año que viene.