La Ciudad desalojó los puestos ilegales en las veredas de estación Liniers

Comparte esta publicación:

Compartir |



Publicado: 29/12/2017
<< ANTERIOR    SIGUIENTE  >>

La Fiscalía de la Ciudad probó que la empresa estatal Playas Ferroviarias de Buenos Aires le alquilaba esas veredas a los puesteros. Y después de una audiencia ante la Justicia, se consiguió liberarlas y recuperarlas como espacio público.


A la altura de la estación Liniers, a lo largo de 800 metros había una suerte de feria con puestos improvisados donde se vendía mercadería de dudosa procedencia.

El procedimiento fue coordinado por Celsa Ramírez, a cargo de Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 21 de la Ciudad. Durante la investigación, según revelaron desde esa Fiscalía, se comprobó que Playas Ferroviarias de Buenos Aires le alquilaba a particulares las veredas del perímetro de la estación.

En un área de cerca de 800 metros conformada por la avenida Rivadavia y las calles Francisco de Viedma y Ángel Roffo había pequeñas estructuras de material donde funcionaban parrillas, bares, kioscos, jugueterías, zapaterías, panaderías, verdulerías y hasta peluquerías.

A pedido de la fiscal Ramírez, la jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas María Cristina Nazar convocó a una audiencia en la que participaron la empresa estatal que alquilaba irregularmente los espacios, la Agencia de Administración de Bienes del Estado y la Dirección General de Fiscalización de Espacios Públicos de la Ciudad. Allí se acordó la restitución de las veredas usurpadas al área de Espacio Público, de la Ciudad, previo desalojo y demolición de las estructuras.

Los desalojos ya se concretaron y el próximo paso será renovar el área para darle más espacio a la gran cantidad de personas que circula diariamente por los alrededores de la estación Liniers.

También se desguazó una feria con puestos improvisados bajo el cruce de la avenida General Paz.

Este año, la fiscal Ramírez realizó nueve operativos contra la venta ilegal, en los que desbarató más de una docena de depósitos de mercadería ilegal y desguazó una feria de puestos improvisados a un costado del Ferrocarril Sarmiento, bajo el cruce de la Avenida General Paz que une el barrio porteño de Liniers con la localidad bonaerense de Ciudadela.

Fuente Clarin