Las multas por las faltas de tránsito en la Ciudad aumentaron un 16,6 %

Comparte esta publicación:

Compartir |



Publicado: 06/03/2018
<< ANTERIOR    SIGUIENTE  >>

De la mano de los repetidos aumentos en el combustible, las multas que se cobran por las faltas que se cometen en la Ciudad aumentaron un 16,6 %. Es porque el Gobierno porteño actualizó el valor de la Unidad Fija (UF), que sirve para calcular el costo de las sanciones y que equivale al precio de medio litro de nafta premium. 


Cada UF pasó de $ 11,15 a $ 13. Así, la multa por mal estacionamiento -una de las faltas más comunes- subió de $1.115 a $ 1.300. Mientras, la sanción más cara es la máxima que se cobra por exceso de velocidad cuando se circula a más de 140 km/h, que ahora puede llegar a los $ 52.000.

Antes, para aumentar el precio de las multas hacía falta votar una nueva ley. Pero el valor quedaba rápidamente desactualizado por la inflación, como de hecho sigue ocurriendo con las que se fijan para sancionar contravenciones.

En 2013, la Legislatura porteña modificó el Código de Faltas para crear un sistema de indexación automática. La solución fue vincular el costo de la UF al precio de medio litro de la nafta de mayor octanaje que se vende en la YPF del Automóvil Club Argentino. Cada seis meses, el Ejecutivo averigua su valor y actualiza el de la UF mediante una resolución de la Subsecretaría de Justicia de la Ciudad.

Y la nafta aumentó varias veces en los últimos seis meses. En agosto pasado, medio litro costaba $ 11,165 y ahora llega a los $ 13,075. Como se redondea hacia abajo, el precio de la UF quedó establecido en $ 13. La medida ya fue publicada en el Boletín Oficial porteño y está en plena vigencia.

Con el nuevo valor, el costo de las multas acumula un 683,13% de aumento en un lapso de cuatro años. En 2013, la UF valía $ 1,66 pero, a fines de ese año, cuando se vinculó su costo al precio de la nafta se fue a $ 5,30 y después a $ 6,40. A mediados de 2015 y con el medio litro de nafta a $ 13,08, alcanzó los $ 6,50, casi la mitad que el nuevo valor. En 2016, primero aumentó a $ 7,70 y después a $ 9,65. Hace un año, subió a $ 10,40. El último incremento fue en agosto, cuando alcanzó los $ 11.15.

Ahora, en que cada UF equivale a $ 13, la multa de 100 UF por mal estacionamiento cuesta $ 1.300. El valor se duplica para los que estacionan obstruyendo una rampa de discapacitados, frente a una parada de colectivos o en una ciclovía. Si se hace el pago voluntario, en todos los casos hay un descuento del 50%. Por otra parte, si el vehículo fue removido por una grúa, hay que pagar otros $ 950 por el acarreo, casi un 27% más que hace seis meses.

También se cobran 100 UF o $ 1.300 por otras infracciones, como no utilizar el cinturón de seguridad; no llevar casco; violar la prohibición de ingreso al microcentro; no respetar la prioridad peatonal, o conducir con auriculares puestos o hablando por teléfono. En este último caso, la sanción se duplica si el conductor está enviando mensajes de texto.

Mientras tanto, la multa para aquellos que obstruyan la calle o avenida transversal, ciclovías, veredas, rampas para discapacitados o estacionamientos reservados es de 70 UF o $ 910. Pero si la obstrucción se produce en carriles exclusivos para colectivos o del Metrobus se duplica, y alcanza los $ 1.820.

La multa por tapar la patente es de 1.000 unidades fijas, es decir, $ 13.000. Y las sanciones por pasar un semáforo en rojo van de 300 a 1.500 UF, lo que ahora equivale a $ 3.900 y $ 19.500, respectivamente. Si lo hace un conductor profesional, cuesta el doble. La sanción por pasar una barrera baja tiene un rango de entre $ 5.200 (400 UF) y $ 26.000 (2.000 UF). Y por negarse a un control de alcoholemia, es de $ 3.900.

Desde febrero de 2016, también se incorporó una sanción para quienes intentan colarse en los telepeajes de las autopistas administradas por AySA. La multa equivale a 150 UF o $ 1.950.

Las sanciones más fuertes son por exceso de velocidad. Superar la máxima permitida en hasta 20 km/h en calles o avenidas o en hasta 40 km/h en vías rápidas se castiga con multa de $ 1.950 (150 UF). Si se va más rápido que esos topes, es de $ 3.250 (250 UF).

Si se circula a más de 140 km/h, se pueden recibir sanciones de entre $ 5.200 y $52.000. Esta última equivale a 4.000 UF. Los montos se duplican si lo hace un conductor de transporte público, taxi, remís o transporte de escolares mientras se encuentra prestando servicios.

Por otra parte, la sanción por no haber realizado la Verificación Técnica Vehicular (VTV) fue fijada en $ 1.300 y por no cumplir con el grabado de autopartes, en $ 1.950 (150 UF). Menos onerosa es la multa para el conductor que maneja un vehículo con vidrios polarizados o que no porta su licencia de conducir: consiste en $ 650 (50 UF).

El aumento de la Unidad Fija a $ 13 repercutió en el costo de las multas que se cobran por faltas de todo tipo en la Ciudad. Así, las que se les imponen a los dueños de un establecimiento o inmueble donde se produzcan ruidos molestos, ahora oscilan entre $ 2.600 y $ 650.000. Y las sanciones para las empresas de servicios públicos que dejan hundimientos o roturas en calzadas o veredas trepan a entre $ 585.000 y $ 1.781.000.

La multa por podar un árbol sin permiso va de $ 3.900 a $ 88.400. Aunque si lo hace una empresa o los constructores de una obra es más fuerte y vale entre $ 44.200 y $ 533.000.

Mientras, los locales o boliches que realizan una actividad distinta a la que figura en su habilitación, que es lo que legalmente se llama "desvirtuación de rubro", afrontan sanciones de $ 18.200 a $ 178.100. Y quienes ocupan el espacio público sin autorización, como por ejemplo los bares que ponen mesas y sillas en la vereda sin permiso, pueden recibir multas de $ 1.300 a $ 26.000.

Fuente Clarin