La avenida Corrientes con carriles exclusivos recibió el aval de la Legislatura porteña

Comparte esta publicación:

Compartir |



Publicado: 23/03/2018
<< ANTERIOR    SIGUIENTE  >>

El plan del Gobierno porteño para convertir a la avenida Corrientes en peatonal y sumarle carriles exclusivos para el transporte público ya tiene el aval de la Legislatura. El proyecto fue aprobado ayer en segunda lectura. 


Mientras los legisladores votaban en el recinto, la avenida se asemejaba más a un gran obrador, que a uno de los puntos de mayor actividad cultural del país, por su alta concentración de teatros, librerías y restaurantes. Es que de acá a por lo menos un año, según los planes oficiales, Corrientes -desde Callao y hasta Florida- permanecerá invadida con obreros, maquinarias, desvíos y cortes parciales.

La ley convierte en peatonales los dos carriles inmediatos a la vereda izquierda de la avenida, entre Callao y Libertad, todos los días de 19.30 a 2. Además le da a la autoridad de aplicación, que es la Secretaría de Transporte de la Ciudad, la facultad de “extender o disminuir ese régimen horario en ocasión de feriados, días no laborables, asuetos administrativos, festividades religiosas, festivales o cualquier otro evento”.

Al mismo tiempo, autoriza la construcción de dos carriles exclusivos a la derecha, entre las calles Junín y Libertad. Funcionarán todos los días, durante las 24 horas. Y además de colectivos y taxis, por ellos podrán circular vehículos particulares que transporten a personas con discapacidades y necesiten detenerse junto a la vereda derecha. También autos que deban acceder a cocheras privadas, estacionamientos comerciales, entre otros. En el eje central habrá un boulevard.

El proyecto de dividir Corrientes y destinar el lado izquierdo a peatones durante la noche y el derecho a transporte público fue anunciado en octubre. Entonces el plan despertó el apoyo de los empresarios teatrales, el rechazo de los dueños de los garajes y algunas dudas en urbanistas. Ayer, en la Legislatura, recibió 36 votos positivos y 21 abstenciones de los bloques Unidad Porteña, Suma+, Bloque Peronista, Autodeterminación y Libertad, PTS Frente de Izquierda, FIT y Mejor Ciudad.

Las abstenciones estuvieron relacionadas a reclamos por "debate escaso" en comisión, preocupaciones respecto a la seguridad en horario nocturno y discrepancias en la utilización de recursos para mejorar esa avenida porteña. "Apoyamos las políticas públicas que ubican al peatón en el centro de la escena. Pero en el caso de Corrientes consideramos que era prioritario hacer una mejora en el transporte público, en especial de subtes. En el caso de la línea B, se necesita mejorar las frecuencias y hacer coincidir el horario del servicio, que hoy tiene su último tren a las 23.20, con el de la peatonalización, que concluye a las 2", fundamentó, entre otros puntos, el legislador Marcelo Guouman, del bloque SUMA+, a Clarín.

El esquema votado quedó así: entre Junín y Callao, dos carriles exclusivos y tres para el transporte en general; de Callao a Libertad, dos exclusivos y dos en general conviviendo con la peatonalización; de Libertad a Cerrito se posibilitarán los giros; y entre Carlos Pellegrini y Florida se hará el ensanchamiento de veredas: se las llevará a 2,60 metros.

Esos trabajos se iniciaron en enero. Más reciente son las obras de peatonalización. Llevan 10 días pero ya implican un corte parcial de la avenida, entre Callao y Libertad, e imágenes como la de un obrador en la puerta del teatro Lola Membrives (Corrientes 1280). En ese punto las tareas también trajeron un recuerdo. Al quitarle capas al asfalto, asomaron las vías del tranvía, que funcionaba cuando Corrientes era calle y no avenida.

Al igual que conductores y peatones, mientras duren las obras, los productores teatrales también tendrán que convivir con obradores y vallas de seguridad. Pero en el sector no prima -por ahora- la preocupación, sino la oportunidad. "Se viene un año complejo por el tema de las obras, pero esperamos que el resultado sea bueno. Por eso apoyamos el emprendimiento", dijo, en ediciones anteriores a Clarín, el presidente de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (Aadet), Sebastián Blutrach. Los empresarios se ilusionan con la posibilidad de recuperar la avenida Corrientes como zona de disfrute y paseo. "Si se consigue mejorarlo -agregó Blutrach- con más iluminación, seguridad y se ordena el tránsito, se va a favorecer a los teatros, pero también a los restaurantes y otros comercios de la zona".

clarin.com