La tarjeta SUBE ya no podrá usarse para pagar el peaje en las autopistas

Comparte esta publicación:

Compartir |



Publicado: 02/07/2018
<< ANTERIOR    SIGUIENTE  >>

Desde este domingo, la tarjeta SUBE ya no se podrá usar para pagar el peaje en las autopistas. Hace algunas semanas que en las cabinas de peaje hay letreros que lo advierten. Cada viaje les sale entre un 11% y un 33% más, según la hora.


La situación generó quejas de los usuarios que deberán pagar en efectivo (y más caro) o adherirse al TelePASE con débito automático en la tarjeta de crédito o mediante el sistema PIM (una modalidad de prepago con el teléfono celular). Los principales reclamos provienen de los motociclistas, por una razón: el TelePASE no está habilitado para motos, por lo que deberán pagar en efectivo y más caro.

“No hay un argumento claro de por qué no podemos llevar TelePASE. Algunos dicen que es porque las motos no tienen patente adelante, otros porque está muy baja y las cámaras del peaje no las llegan a leer”, cuenta Alfredo Herms, vecino que viaja todos los días entre su casa en San Isidro y su trabajo en Avellaneda.

“La verdad es que no se entiende”, dice Mauricio Bisconti, de Villa Adelina y también motociclista. “Quieren aliviar el tránsito y nos perjudican a nosotros , que ocupamos mucho menos espacio que los que van solos en un auto. Además, el chip portátil para las motos no es algo que no exista, en muchos lugares del mundo hay”.

Desde Autopistas del Sol confirman que están en busca de una solución para “el paso ágil y seguro de las motos” pero que por ahora no tienen opciones. “Por cuestiones técnicas y de seguridad, no es posible implementar”, asegura Alejandra Barczuk, vocera de la concesionaria de la Panamericana. Por el momento, deberán abonar con billetes.

El pago en efectivo implica un aumento del 11% al 33% -al perder los beneficios de usar la SUBE, que daba el mismo descuento que el TelePASE-, según sea hora pico, valle, promoción o congestión. Además, obliga a los motociclistas a tener efectivo.

Para los automovilistas la opción será efectivo o TelePASE que se debita de la tarjeta de crédito. O se puede pagar mediante PIM, una “billetera móvil” que los usuarios pueden registrar con su número de celular y se abona por Pago Fácil, Rapipago, Cobro Exprés, cajeros automáticos, homebanking o Pago Mis Cuentas.

Hoy, según los datos de la concesionaria, en Acceso Norte casi el 50% de las pasadas son con TelePASE. “Es el mejor servicio: el usuario no maneja dinero en efectivo, cuentan con el detalle de sus pasadas y facturación por Internet”, apunta Barczuk.

CLARIN.COM