Mauricio Macri abrió la sesión ordinaria del Congreso y reconoció errores económicos

Comparte esta publicación:

Compartir |



Publicado: 01/03/2019
<< ANTERIOR    SIGUIENTE  >>

En medio de la tensión interna por los cierres de listas, antes de su discurso en el Congreso, Mauricio Macri reunió a los legisladores de la coalición de gobierno, se mostró optimista de cara a un repunte de la economía y pidió "coraje" para afrontar la campaña electoral.

"Reconoció errores, nos dijo que estamos pasando la tormenta y que en los próximos dos meses nos vamos a dar cuenta de que lo peor quedó atrás", reconstruyó uno de los legisladores que escuchó sus palabras mientras servían chorizos al pan y pizza. Según dijo el jefe de Estado, el 2018 fue "histórico" por la coyuntura internacional. Incluso aludió a la causa de los cuadernos por el impacto en las inversiones.

No estuvo Elisa Carrió, que no suele participar de este tipo de reuniones multitudinarias, y que estará hoy en el inicio de las sesiones del Parlamento.

Macri fue el único orador -el mensaje fue muy breve-, a diferencia de anteriores encuentros de la misma modalidad en la que además hablaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, o alguno de los jefes de bloque parlamentarios.

"Nunca el país estuvo mejor en los últimos dos años en cuanto a libertades", resaltó el jefe de Estado, según la idea que pudo reconstruir este medio de algunos de los asistentes. Se refirió, en ese sentido, a "la libertad de prensa", a la Justicia y a las instituciones, según confiaron. Es uno de los ejes en los que el Presidente hará hincapié en el discurso de mañana en el Congreso.

El encuentro fue en el quincho de la quinta de Olivos, donde Macri hizo base durante todo el día. Buena parte de la jornada la dedicó a terminar de repasar junto a sus colaboradores el discurso de este viernes, el cuarto desde que asumió la Presidencia.

De la reunión participaron, además de ministros nacionales, los diputados y senadores del PRO, de la UCR y de la Coalición Cívica en momentos en que los cortocircuitos por los cierres de listas están en su punto más álgido, con epicentro en distritos como Córdoba. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora María Eugenia Vidal también fueron de la partida.

Por caso, en las primeras horas de la tarde, los cuatro precandidatos tucumanos de Cambiemos estuvieron en la oficina del ministro Rogelio Frigerio, en la que analizaron la situación electoral de dicha provincia de cara a la definición de la postulación oficialista. La senadora Silvia Elías de Pérez, el diputado José Cano, el ex ministro Alfonso Prat Gay y el secretario Domingo Amaya participaron del cónclave.

En su breve monólogo, y antes de sacarse algunas selfies, Macri reconoció errores del programa económico, aunque volvió a hablar del contexto internacional y de la sequía del año pasado. Aseguró, de hecho, que la "tormenta" va a mermar en los próximos dos meses, en coincidencia con la cosecha. Fue un mensaje con miras a los próximos años. Es decir, optimista con obtener la reelección. "La Argentina está mucho mejor que hace tres años y medio", remarcó.

El último encuentro de este tipo había sido en agosto del año pasado, cuando la crisis del programa económico empezaba a agobiar al Gobierno. Macri trató en aquel momento de inyectar optimismo a los dirigentes de la coalición oficialista, igual que en la tarde noche de este jueves. La situación económica y social de aquel momento todavía no había tocado fondo.

Lo mismo había hecho a mediados de febrero del 2018, para profundizar en la agenda parlamentaria de ese año, con el impulso al debate por la despenalización del aborto en el centro de la escena. Macri dio, en aquel momento, libertad de acción a sus legisladores.

INFOBAE.COM