Alejandro Amor aporta su mirada sobre los problemas de la Ciudad

Comparte esta publicación:

Compartir |



Publicado: 11/03/2019
<< ANTERIOR    SIGUIENTE  >>

Alejandro Amor fue reelegido en su cargo de Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires por los próximos 4 años y siente que eso es un poco su tarea en este organismo autónomo.


"En este tiempo hemos revalorizado el diálogo. Nosotros siempre queremos estar sentados a la mesa en la que se dialoga, porque las soluciones se tienen que dar desde el Estado o, en relación a los servicios esenciales, desde las empresas prestadoras. Y lo que los vecinos quieren es una solución, no un enfrentamiento", sintetiza sobre la figura del defensor.

Desde las oficinas de la avenida Belgrano, recibe a Clarín y aporta su mirada sobre los temas vecinales. Tarifas, adultos mayores e inquilinos y consorcios son las preocupaciones que llegan a los canales de denuncia y asesoramiento de la Defensoría: "En el tema de las tarifas venimos dando una lucha que ya lleva 15 audiencias públicas. Estamos en contra de los subsidios a las empresas porque solo generan sospechas y, en muchos casos, certezas de que no invierten. En un país en el que es posible cruzar los datos de Desarrollo Social, Anses y Afip, es necesario dirigir el subsidio a las personas", opina Amor. Como en la Gran Bretaña de los años 90, desde la Defensoría exploran el concepto de "pobreza energética", que indica que una persona es pobre a nivel energético cuando destina el 10% de su salario a pagar luz, agua o gas.

Como hombre de la política -fue dirigente sindical y legislador porteño por el Frente Para la Victoria- tiene su mirada sobre la gestión de Horacio Rodríguez Larreta: "Valoro su vocación de trabajo y de gestión. Y que por primera vez, de manera evidente, la Ciudad intervino en las villas. Sin presencia del Estado, se genera un para Estado que siempre está ligado al delito. Y el traslado de los ministerios a barrios postergados, también es una señal", analizó.

La Defensoría tiene presencia en las villas de la Ciudad; aún en las de enorme conflicto, como la 1.11.14, en donde hasta hace muy poco tiempo el Gobierno porteño jamás había puesto un pie. Por la negativa, Amor entiende que la gestión de Larreta descuidó a la red de subtes: "Se necesitan más trenes, más servicios, mejores condiciones. Es el transporte público que debe privilegiarse". Por otra parte, el 11 de marzo, la Defensoría tiene un una audiencia antes la Justicia junto con Sbase por el tema de la accesibilidad a las estaciones.

A futuro, y en un año tremendamente conflictivo a nivel social y económico, Amor apunta a impulsar políticas que visibilicen el problema de las personas en situación de calle: "Más allá de los números, el eje son las acciones que se toman desde el Estado. La Ciudad tiene capacidad para resolver la situación de estas personas, que son en su mayoría quienes han descendido en la escala social, mujeres víctimas de violencia, vecinos de la provincia que trabajan en la Ciudad y pernoctan en la calle, otras con problemas psiquiátricos o de drogas. Queremos proponer que haya paradores para familias, diferentes al modelo actual, en donde se las separa. Creemos que se necesita a muchos profesionales sosteniendo esta idea, y que la Ciudad puede hacerlo", anheló.

A nivel de contacto con los vecinos, la Defensoría tiene 38 sedes. Están en casi todos los barrios, incluyendo las villas. Y comenzaron a recibir reclamos a través de redes sociales.

Entre los temas que más preocupan a los vecinos, se encuentra el de los alquileres. Se estima que en la Ciudad hay 900.000 vecinos que alquilan. Solo entre enero y febrero llevaron adelante 344 mediaciones. Uno de los problemas que se fueron manifestando en los últimos tiempos es el de los inquilinos que se ven obligados a pagar expensas que no se encuentran diferenciadas entre ordinarias y extraordinarias.

Con esta renovación, la Defensoría alcanzó la paridad de género. ​Además, dice Amor que el 65% de la conducción es femenina. "Pedimos una política fuerte por parte del estado en estos temas. E igualdad de condiciones para acceder al trabajo, porque muchas mujeres quedan presas de la violencia porque no pueden ser independientes", afirma.

Amor preside la entidad que nuclea a las defensorías existentes en el país (ADPRA). "Desde esta asociación estamos cumpliendo el rol de defensor de la Nación, un cargo vacante. La Justicia debería intimar al Congreso a que se elija.

Entre otros temas que deben abarcar está el de la morosidad en los Planes de ahorro. "Hay 1.500.000 personas con planes y un alto índice de morosidad, por lo que estamos viendo propuestas para mejorar esa situación".

También preocupa el pago de los créditos UVA, que se ajustan por inflación. "Vemos cómo mucha gente entró en morosidad, estamos trabajando para readecuar los créditos y gestionando una reunión con el presidente del Banco Central y el ministro de Economía", dice Amor y agrega: "El crédito UVA era una herramienta de compra de vivienda pero la alta volatilidad que tuvo el mercado financiero genera que mucha gente no pueda pagar. Acá hay casos con los departamentos de la Villa Olímpica, pero también en otras regiones y el tema afecta a mucha gente.

CLARIN.COM