Los rechazos más habituales de la VTV porteña son por las luces y los frenos

Comparte esta publicación:

Compartir |



Publicado: 31/10/2018
<< ANTERIOR    SIGUIENTE  >>

Hace dos años que la Verificación Técnica Vehicular (VTV) es obligatoria en la Ciudad de Buenos Aires. En ese lapso, fueron controlados 1.107.621 vehículos, el 20% de los cuales tenía problemas.


La mitad de los que fueron rechazados presentaban desperfectos en las luces y en los frenos. Las otras fallas más habituales fueron generar contaminación y el mal estado de los neumáticos.

El trámite es obligatorio desde octubre de 2016 para los automóviles con más de 3 años de antigüedad o más de 60 mil kilómetros de uso. En el caso de las motos, hay que hacer la VTV a partir del primer año. Las tarifas son de $ 931 para los autos y de $ 348 para las motos.

En el primer año de VTV obligatoria las plantas verificadoras revisaron 481.153 vehículos y, en el segundo, 626.469, un 30,2% más. El 78,8% de los autos y motos que la realizaron entre octubre de 2016 y septiembre de 2018 (872.508 vehículos) cumplía con las condiciones básicas de seguridad vial.

En cambio, el 11,8% de los vehículos (130.486) fue rechazado y el 9,4% (103.887) resultó condicional, por tener fallas leves. A los responsables de estos últimos se les da la posibilidad de reparar el desperfecto y volver a presentarse en la planta en un plazo de 60 días.

Las fallas más frecuentes de los vehículos rechazados estuvieron relacionadas con las luces (29,4%), frenos (19,8%), contaminación (14,1%) y neumáticos (13,2%).

Mientras tanto, en los condicionales se encontraron problemas relativos a la suspensión (20,7%), la contaminación (13,9%) y los neumáticos (12,7%).

El último número de la patente es el que indica el mes en que los vehículos deben hacer la VTV. Por ejemplo, si finaliza en 0, hay que hacer el trámite en octubre y si termina en 1, en noviembre. El cronograma para los demás es el siguiente: 2 (febrero), 3 (marzo), 4 (abril), 5 (mayo), 6 (junio), 7 (julio), 8 (agosto) y 9 (septiembre).

Los turnos se pueden obtener a través del 147 o en el sitio web del Gobierno de la Ciudad (buenosaires.gob.ar/VTV) desde 60 días antes. Para hacer el trámite se puede optar entre siete plantas verificadoras habilitadas. El control dura 20 minutos, durante los cuales hay que pasar por distintas postas de revisión.

Los vehículos que no realizan la verificación técnica o la tienen vencida están en infracción. Y cuando son detectados por los agentes de control de tránsito reciben una multa de 400 Unidades Fijas, lo que actualmente equivale a $ 7.140. Y los que no tienen los dos elementos necesarios para circular, que son la oblea y el certificado, los multan con 100 UF ($1.785).

En los puestos de control, desde diciembre de 2016 hasta septiembre 2018 fiscalizaron 22.760 vehículos, a 4.728 de los cuales les labraron infracciones. Es decir, el 79,2% de los vehículos controlados cumplió con la norma vigente.

Desde el Gobierno porteño afirman que un estudio realizado en España reveló que gracias a la VTV se evitan 170 víctimas fatales por año, cerca de 11.000 heridos y al menos 11.000 siniestros viales.


"​El principal objetivo de la VTV es mejorar la seguridad vial en las calles -sostiene el secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez-. Durante el segundo año la asistencia a las plantas aumentó 30,2%, lo que demuestra que los vecinos entienden la importancia de realizar el trámite. El 78,8% de los vehículos verificados cumple con las condiciones básicas para circular, mientras que en el resto se pudo identificar las fallas y revisarlas, disminuyendo la probabilidad de que ocurra un siniestro vial causado por desperfectos mecánicos".

En la Ciudad de Buenos Aires circulan 1.600.000 vehículos, entre ellos 37 mil taxis y 10 mil colectivos. Un 62% ingresa desde Provincia.

CLARIN.COM